Mikel Huerga`s blog

Mikel Huerga`s blog

Tuesday, 19 February 2008

"¡Mamá, mira! ¡He humillado a ese niño!"

Bien es sabido en este pequeño mundo que no todos somos iguales.

Hay escritores, policias, carteros, ajedrecistas, golfistas, gente simpática, divertida, gente aburrida, gente incomprendida, etc.
Pero por encima de eso, creo que poner etiquetas a la gente no es sino un instrumento para simplificar las cuestiones de la vida, y prefiero juzgar a la gente por sus actos.

Con el título de este texto ("¡Mamá, mira! ¡He humillado a ese niño!") mi objetivo era meter a un saco a diversos sectores de la población que actúan de una forma muy concreta y cuya filosofía de vida es más o menos la siguiente:
-La vida es una carrera. Una competición. Los amigos no existen ; existen competidores. Eso no significa que no emplee la palabra "amigo".. ¡claro que no! Los amigos son aquellos seres similares a mí, que me ayudan temporalmente a hundir a terceros, para convertirse en futuros duelos, en mi oponente, en el objeto de mi odio.
Su filosofía se basa en entender la vida como una sencilla pirámide jerárquica. En lo más hondo, un amplio grupo de borregos a quien debo criticar, molestar, hundir en la miseria con la intención de ir subiendo escalones, hasta llegar al vértice más alto.

Es triste decirlo, pero creo sinceramente que son el grupo mayoritario de la sociedad actual, borregos hundiendose unos a otros, subiendo y bajando de la pirámide, como si de un reloj de arena se tratase, cuando lo giramos en una dirección y en otra.

Todo esto, ha derivado en un grave problema que afecta a todas las personas y es que no podemos dar un paso sin cubrirnos el culo, como quien dice. Si me dejo mi cuenta de correo abierta en un cyber, el siguiente que vaya, aunque no me conozca ni me haya visto, aprovechará su oportunidad de molestar a alguien, no sin después contarle a sus "colegas" su -hazaña-.

Es curioso, pero en mi propio blog ha sucedido algo curioso, y es que un -anónimo- ha hecho algún comentario desafortunado, por decirlo así. Se aprovechó de que al configurar el blog, yo, confiando en la honestidad de las personas, especialmente de las que juegan al ajedrez, permití que pusieran comentarios tanto personas con nick, como simplemente anónimos, sin ningun tipo de control previo.
¡Ingenuo de mí! Por unos segundos olvidé la jungla en la que estamos metidos, matandonos unos a otros. (Tras este infantil suceso, he establecido un control previo de los comentarios.)

¿Pero qué podemos esperar de una sociedad en donde la discriminación, el machismo, el racismo y otras PATOLOGÍAS son el deporte nacional y el pan nuestro de cada día?

-Volvamos al principio. ¿Por qué ese afan de la gente en molestar a sus semejantes? ¿Por qué esa ambición de subir a lo más alto de la pirámide bajando a tortas a los otros? ¿ Por qué el bulling (acoso escolar) sigue existiendo en las escuelas, mientras los profesores miran hacia otro lado? ¿Por qué los políticos no se encargan de mejorar la situación, en vez de meterse el dedo en el ojo mutuamente, para ganar las elecciones? ¿Por qué no intenta la gente liberarse y por fin vivir la vida mediante la armonía positiva de las personas, trabajando conjuntamente y sin necesidad de poner la zancadilla al primer diferente que pase por delante mio?

3 comments:

Inigo said...

Epa Mikel!
¿Qué ha pasado pues? Que no me he enterado...

Por cierto, mis felicitaciones por el blog tan currado.

Iñigo Galarza

Mikel Huerga said...

Epa Iñi :)
¡Un honor tenerte por aquí!

No fue nada importante. Un anónimo empleó cobárdemente que yo había permitido hablar a los anonimos, sin previa comparación del autor del blog, y puso un mensaje riendose de mí, básicamente.
Uno de esos que empiezan por :hola soy mikel huerga y blablabla(burradas).

En sí no tuvo mucha importancia, pero me hizo ver lo qué podría llegar a pasar...
La basura, al contenedor, no a mi blog :) (rima asonante incluida).

Inigo said...

Ah, ya entiendo... ¡Qué desequilibrada anda la peña!